La fruta reina del verano, refrescante, ligera y nutritiva. El melón. Llega el verano y el melón ocupará un lugar destacado entre nuestra selección de frutas, bien como postre o tentempié refrescante para cualquier momento del día. Estamos seguros que conoces su dulzor y jugosidad, ¿pero sabes cuáles son las características de su etiqueta?

Agua, textura, crujiente y exclusiva dulzura. Estas son las características que dan nombre al melón. Su piel gruesa, expuesta directamente en el punto de venta y altamente manipulada, tanto en su distribución como en el momento de la compra, hacen que su etiquetado esté preparado para todo este proceso.

ETIQUETA DE MELÓN

Características de la etiqueta del melón

La etiqueta se adapta a la realidad del producto. La piel del melón se convierte en su propio packaging y la etiqueta debe estar pensada para ello.

  1. Resistente
  2. Los materiales son flexibles, dado que se tienen que adaptar a la misma curvatura de la la fruta, por lo general papel couche de 60 micras, también se pueden utilizar polipropilenos o incluso etiquetas con dorso aluminio, para melones muy escritos en los que se necesita una especial adhesión.
  3. Con tintas de baja migración, al estar en contacto directo con el alimento, cumpliendo normativa europea.
  4. Multitud de acabados, como estampación de láminas (oro, plata, cobre, de color, holográficas…) relieves, troqueles personalizados e incluso escritura braille para invidentes.

El cliente escoge el melón y nosotros lo vestimos con su etiqueta. ¡Saboreemos la fruta del verano!