AIFEC HA ENTREVISTADO A JOSÉ CARRASQUER, RESPONSABLE DE COMPRAS Y CALIDAD DE ETYGRAF.

En Etygraf trabajamos sobre todo con el sector de la alimentación, de hecho, un 40% de nuestra producción va al mercado de los frescos y envasados y un 40% para embotellado. Y un 20% va dirigido a productos de cosmética, del hogar…

Si hablamos de producto, el sector ha evolucionado hasta el punto de convertir la etiqueta en valor diferencial, más a allá de su carácter informativo. No obstante, Carrasquer opina que el etiquetado como elemento de Marketing aún puede explotarse mucho más, pues muchas empresas aún no son conscientes de las posibilidades de diferenciación que ofrecen el diseño y la impresión y se dejan llevar por lo que marca la tendencia en el mercado.

¿Qué pide un cliente que quiere lograr la diferenciación? Embellecimiento y personalización. Según Carrasquer ‘los requerimientos más demandados actualmente tienen que ver principalmente con dos aspectos: el embellecimiento: láminas especiales, microrelieves, tintas especiales y acabados serigráficos; y el otro aspecto es la personalización: misma etiqueta pero con variantes para distintas variedades de producto o para diferentes mercados, o por otro lado varios productos con etiquetas diferentes que unidos forman otra imagen’.

La tendencia es el conjunto de estos dos aspectos, y lograrlos de forma sostenible, utilizando materiales reciclados, por ejemplo.

Lograr este objetivo es uno de los motivos por los cuáles es importante que las empresas del sector estén unidas bajo una misma visión que comporte una mejora global, y formar parte de AIFEC supone mayores posibilidades de alcanzar estos logros, fomentando de este modo el compromiso y la participación.

Podéis leer la entrevista haciendo click aquí