Esto es lo que vamos a conseguir: Etiquetas sensibles a olores y temperaturas, y es gracias a la nueva adquisición que ya disponemos en las instalaciones de Etygraf, la máquina flexográfica de MPS.

Etiquetas sensibles a olores y temperaturas y una mayor productividad

La máquina flexográfica de MPS dispone de ocho colores, multilaminador y dos estaciones de troquelado y producirá etiquetas sensibles a olores y temperaturas para el mercado de la alimentación (frescos y envasados) y bebidas (vinos y licores). Se trata de una máquina muy eficiente y más amplia de lo que acostumbramos a trabajar en Etygraf, lo que se traduce en una mayor productividad.

Como ya indicó José Carrasquer, gerente de Etygraf “queremos ser conocidos en el mercado como un proveedor capaz de ofrecer la más alta eficiencia y la mejor calidad para nuestros clientes. Esto es especialmente importante hoy en día”.

Seguimos dando pasos apostando por la innovación en nuestros procesos y en este caso, implementamos nuevas tecnologías con el fin de mejorar continuamente nuestra oferta de productos.

Máquina flexográfica de MPS ya instalada en Etygraf. ↓